Mi foto

Mi lucha contra la Usura es un proyecto informativo independiente que no cobra por servicio alguno y que fue creado para orientar a los deudores de la banca en México sobre cómo sobrellevar su problemática. Las notas aquí publicadas son responsabilidad total de su autora y no se pretende influir en las decisiones personales de nadie.

La Reforma Financiera

La Reforma Financiera
Cartón de Patricio Monero

miércoles, 13 de agosto de 2014

Alerta Condusef de nuevo tipo de atracos en cajeros automáticos



Una nueva forma de cometer fraude, yo diría que asaltar a los cuentahabientes, ha dado a conocer la Condusef.

Se trata de un atraco que realizan dos personas a quienes se acercan a un cajero automático a retirar dinero.

Primero, uno de ellos, altera el lector de tarjetas de la máquina para que tenga problemas y no pueda ser leída por ningún cliente. Acto seguido, se coloca en otro cajero y finge hacer una operación.

Llegas tú, quieres acceder al cajero pero tu tarjeta no puede ser leída. Se acerca el ratero muy amablemente para ayudarte y te pide le prestes el plástico para “limpiarlo”, asegurando que de esa forma el cajero lo reconocerá.

Si tú accedes a darle la tarjeta ya te amolaste, porque cual ilusionista la cambiará en el acto y te dará otra, que no corresponde obviamente a tu NIP.

Mientras tú intentas en forma desesperada ingresar el plástico llega otro malandrín y se coloca detrás de ti para memorizar tu número confidencial. El otro, que tiene en su poder tu tarjeta, se da a la fuga.

Cuando han memorizado tu NIP el otro delincuente se retira también del lugar. En ese momento, ya tienen en su poder tu tarjeta y tu número confidencial para sacar el dinero que gusten.

Muchos pensarán que cómo es posible que alguien acceda a prestarle su plástico a un extraño pero sí llega a pasar, sobre todo en personas de la tercera edad o alguien no muy hábil en usar los cajeros. Incluso, alguien que ande en sus “cinco minutos” puede ser víctima de estos malandrines.

Personalmente me ha tocado ver, en un cajero donde acudo con regularidad, que algunas personas fingen estar haciendo fila y como todo está lleno de cristales, es fácil recargarse y “pelar bien el ojo” para ver el número confidencial de la otra persona, quien podrá ser fácilmente su víctima.

La Condusef por supuesto recomienda que no le des a nadie tu tarjeta, incluso a nadie de tu familia para que te haga el favor de retirar dinero del cajero.



Recuerda que si te pasa algo así y quieres reclamar nadie podrá ayudarte, ya que el dinero fue sacado de tu cuenta con o sin tu conocimiento, pero usando tu NIP y esto es como si tú personalmente lo hicieras. Hay que tener mucho cuidado.

Los invito a leerme en SDPnoticias.com

martes, 12 de agosto de 2014

De Brasil a Vallarta, bailando al ritmo de banda

Primero fueron aquellos panistas que terminaron presos en Brasil, ahora la nota la dan unos honorables caballeros que a ritmo de banda le agarran las nalgas a unas mujeres, dicen que dedicadas a la “vida fácil”, dándose tremendo atascón en una lujosa mansión en Puerto Vallarta.
Ya parece que nada nos sorprende. Los “chicos azules” se dan a notar por su moral relajada, su gusto por la buena vida, el dinero mal habido y otras tantas bellezas.
Yo misma viví en carne propia hace unos años, cuando rentaba una casa en Veracruz para vacacionistas, los dislates de unos distinguidos militantes del partido (en ese entonces en el poder).
Me los recomendó una amiga y me garantizó que eran personas super honorables y que irían a vacacionar en Navidad y Año Nuevo.
Yo tenía mis reservas para rentar la casa porque estaba totalmente amueblada, hasta con trastes en la cocina y quería que quienes la habitaran por unos días cuidaran bien las cosas. Pero al final accedí.
Supe por mis vecinas que la fiesta nunca terminó, que de noche y de día la música estaba a todo volumen, que circulaban cervezas, mujeres, vino a raudales, comida y cuanta cosa se puedan imaginar.
Cuando hice el trato con ellos me garantizaron que todo iba a estar en orden, y aunque regatearon por el precio de la renta, al final accedieron.
No saben qué desmadre hicieron. Yo, por estar al pendiente de la enfermedad de mi papá no pude viajar para hacer la entrega y el trato se hizo desde el DF. Les pedí la renta de los días por adelantado y empezó la aventura…
Cuando se recibió la casa, la persona, de toda mi confianza que se hacía cargo de revisar las condiciones de la misma, notó que no tenía ropa de cama, que se habían clavado un DVD y una licuadora y que había dejado la cocina sin un tenedor. Sí, hasta los “tuper” se embolsaron.
Después de revivir al infarto que me dio fui a reclamarles pero negaron todo.
Ahora cuando leo de algún desfiguro que hace uno que otro panista no me sorprende mucho.
Por lo general, (aunque no todos), tienen una doble moral que asusta.  Te critican si eres mal hablado, si no vas a misa, si eres mujer y usas escote (pero les encanta andar mirando y tocando donde no deben), critican a la izquierda y los llaman “nacos y vulgares” (qué tal meneando el bote al ritmo de banda), tratan a la mujer como mercancía, pero para ellos eso es y pagan por placer.
En suma, nada nuevo. Quise contarles esto porque desde que salió a la luz su megapachanga solo me queda reír de semejante desfiguro.

Como dicen por ahí: cuídense de los “piadosos”, suelen ser los peores.

Los invito a leerme también en SDPnoticias.com

miércoles, 6 de agosto de 2014

Gobierno Federal entrega tablets a estudiantes de 5º grado de primaria







Mi hija pasó a quinto grado de primaria y al terminar el curso anterior nos dijeron que debíamos acudir el 4 de agosto a recibirla a las 11 de la mañana. Asistimos puntualmente y la cola ya era enorme, además había un sol infernal.
No quedó de otra más que formarnos. A la media hora de esperar sin saber qué pasaba nos acercamos a la puerta a preguntar a ver si alguien tenía idea de cuánto tiempo más debíamos seguir paradas bajo el sol.
La directora, con no muy buenos modos como acostumbra, dijo que no tenía idea, pero que si nos íbamos y llegaban perdíamos la oportunidad y que además el uso de la tablet era obligatorio para los niños que cursaran quinto grado.
Respirando profundo esperamos. Me tocó ver a una señora en muletas formada, a otra que tiene un año luchando contra el cáncer, una más embarazada….  y la puerta de la escuela cerrada, porque según dijo la directora, no se podía permitir el acceso por seguridad.
Como dice la canción de Sabina: “Y nos dieron las 10 y las 11, las 12 y la 1” y nada. No llegaba nada. La directora nos decía que las llevaría un camión del ejército y que andaban cerca, que sólo era un camión para todo el DF. Yo sentía que me desmayaba, un poco por el calor y otro tanto de sólo imaginar que un solo camión haría la repartidera en toda la ciudad.  ¿Se imaginan cuántas escuelas son? A punto estuve de mandar todo al diablo, pero mi hija, la más interesada en tener su tablet, hacía pucheros y me pedía que esperáramos.
La espera se prolongó hasta las 2 y media de la tarde. Una locura. ¿A quién se le ocurre dejar esperando tantas horas, bajo el sol, a que llegaran con las dichosas tabletas?
Al fin, cuando las entregaron, nos hicieron firmar las responsivas de las mismas, que debían darle buen uso los niños, que si se perdían o averiaban se debía levantar un acta ante el Ministerio Público (¿cómo para qué?). Todo un lío.
Aquí lo interesante sería saber si las tablets funcionarán correctamente en cada escuela, si cada escuela contará con un eficiente servicio de internet inalámbrico y si habrá, igual en cada escuela, personal calificado para instruir a los chavitos en el manejo de los aparatos.
Dejo de lado preguntar si habrá negocio detrás de la compra-venta de cada tablet, y no es que una sea desconfiada, pero por lo general no se da paso sin huarache en estos asuntos. ¿O no?

Esperemos que comience el ciclo escolar y les estaré contando.

lunes, 21 de julio de 2014

Presentan Condusef y SHCP el Buró de Entidades Financieras



Con el objetivo de dar a conocer las opciones que tienen los usuarios de servicios financieros, las tasas de interés que cobran, el tipo de servicio que ofrecen y la calidad del mismo, así cómo saber cuáles instituciones financieras tienen peor calificación y se caracterizan por tener un buen número de prácticas abusivas, se creó el Buró de Entidades Financieras, mismo que se dio a conocer hoy por el subsecretario de Hacienda,
Fernando Aportela Rodríguez  y Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef .
Con el Buró de Entidades Financieras los usuarios conocerán la información de 47 bancos, y se tiene previsto que antes de finalizar 2014 se conocerá la información de 4,377  entidades financieras de nuestro país, incluidas casas de bolsas,  Afores y cooperativas de ahorro y préstamo
El objetivo principal de este buró es que las personas conozcan los pros y los contras de los servicios financieros que se ofrecen, abriéndose con ello la competencia y además, presionando a que las instituciones mejoren sus servicios.
Mario Di Costanzo aseguró que “el Buró es una herramienta y una gran área de oportunidad para las entidades financieras para que con el paso de los meses puedan mejorar sus procesos", Asimismo, Fernando Aportela dijo que el Buró de Entidades Financieras surge como parte de los compromisos pactados en la reforma financiera y que su objetivo principal es que exista mayor competencia entre las instituciones, haciendo posible ofrecer créditos más baratos.
Con el Buró de Entidades Financieras las personas podrán identificar la oferta de las aseguradoras, bancos, cajas de ahorro, entre otros, y de esta manera poder elegir el que más les convenga.
Esta herramienta está disponible en la página www.buro.gob.mx donde los usuarios podrán incluso conocer la opinión de otras personas sobre una institución o un servicio, por ejemplo tarjetas de crédito, créditos hipotecarios, entre otros.
En una primera etapa podrán consultarse nueve productos financieros que otorgan los bancos, entre los que se encuentran cuentas de nómina, pagarés, cuentas de nómina y ahorro.
La información que se proporciona sobre éstos son reclamaciones, comisiones y otros puntos que ayudarán al usuario  a tomar siempre la mejor decisión. Por ejemplo, en el caso de los  créditos de nómina, podemos observar que los peor calificados son Banco Azteca, Banorte y Banamex y en cuanto a tarjetas de crédito el banco con más baja calificación es Santander. Y el que se lleva las palmas como el peor es Bancomer, que cuenta con un total de  287, 605   reclamaciones.
El Buró de Instituciones Financieras se actualizará cada  tres meses. A la fecha encontramos datos que corresponden de enero a diciembre de 2013 y de enero a marzo de 2014.
Se supone, al menos eso queremos pensar, que con este nuevo buró los bancos deberán mejorar sus servicios y hacer más transparente los pros y los contras al contratar un producto. Lo que no sabemos es cuál será la sanción (o si no habrá) cuando se incurra en un error o se actúe con dolo.

Esperemos a ver cómo funciona y qué tanto ayuda a las personas. 

Los invito a leerme también en www.sdpnoticias.com

martes, 24 de junio de 2014

Mi lucha contra la usura cumple cinco años





Un año después de tener problemas con deudas bancarias decidí escribir este blog. Lo hice en un arranque de valentía, quizá de ocio o quizá porque pensé que sería la única forma de que los lectores conocieran mi historia y evitaran cometer mis mismos errores.
Tenía pocos meses que mi padre había muerto y las noches me parecían cortas para escribir todo lo que había pasado. El insomnio fue mi consejero y así empezó esa aventura. Lo hice en forma clara, con mi nombre verdadero y hasta mi foto. Nunca he querido esconderme porque sé que el anonimato es la principal arma de aquellos que temen algo o que aprovechan para mentir.
Pero mi historia es verídica. Es una de tantas, de millones que hay en este país donde la usura bancaria acaba con patrimonios, con familias y la tranquilidad de las mismas.
Al escribir las primeras líneas, tituladas “Esto me pasó a mí”, empecé a sentir que me quitaba un peso de encima. Sin embargo, pese a que sabía o suponía que pocas personas me leerían, decidí dejar un testimonio de lo que había pasado.
Al ir poniendo en claro mis ideas, hasta entonces bastante oscuras, quise pensar que alguien, al otro lado de la máquina, en otra ciudad o en otro país, se podía sentir identificado con lo que leía.
Conforme los meses pasaron supe que sí me leían. Poco a poco me fueron llegando mails y comentarios de personas que vivían mi misma situación y eso me alentó a seguir adelante.
Con pocos o nulos recursos comencé a orientar a las personas desde mis propias vivencias. Me fui convenciendo que el crédito en México está diseñado para ser impagable y que éramos muchos los que, tras la crisis del 2008 y 2009, nos habíamos quedado literalmente en la calle.
Muchas veces pensé en claudicar, a la fecha lo pienso. Pero casos tan tristes como los de una mujer de la tercera edad que estaba en silla de ruedas y pensaba en quitarse la vida para dejar de soportar el acoso de los despachos de cobranza, me hicieron mantenerme en pie.
A mí no hubo nadie que me dijera qué debía hacer y qué no. Solita me di de topes y solo la sonrisa de mi pequeña hija, que en ese entonces tenía sólo cuatro años, era la que me orillaba a buscar soluciones y volver a empezar.
Siempre tuve la esperanza que algún día las cosas cambiaran. Hoy, por fortuna, he visto pequeños avances en la legislación para frenar los abusos de los despachos de cobranza y aunque sé que hay mucho por hacer, estoy convencida que los deudores de la banca se sienten menos indefensos ante los abusos de las instituciones.
Gracias a la magia de las redes sociales hay más información y se procura estar más atento ante cualquier problema.
Por mi parte  me siento feliz. Sé que he podido, con mis medios y dentro de mis posibilidades, ayudar a muchas personas. Me satisface porque para mí Mi lucha contra la usura no ha sido nunca un negocio y jamás he cobrado por orientar e incluso negociar con un acreedor cuando se me ha solicitado.
Quienes han recurrido a mí saben que he respondido, con todo el gusto del mundo, sus inquietudes. Con saber que he podido ayudar me doy por bien servida.
Y sí, la vida me ha pagado con creces.
A lo largo de esta aventura he conocido personas maravillosas, he vivido de cerca la solidaridad, la camaradería. Sé lo importante que es ayudar y lo importante que es que te escuchen y te tiendan la mano.
Hoy son ya cinco años de estar aquí. Lo celebro junto a ustedes y apostemos que sean muchos años más.

Gracias por todo.

Recuerden que pueden leerme también en www.sdpnoticias.com

martes, 10 de junio de 2014

¿Te ofrecen cambiarte de compañía telefónica? Piénsalo dos veces

Hace una semana recibí una llamada telefónica para ofrecerme que me mudara con mi mismo número a otra compañía de telefonía celular.
La oferta se me hizo atractiva, me ofrecieron una buena cantidad de minutos, navegación por internet y otras bellezas más, amén de un nuevo equipo y esto se me hizo aún más atractivo, ya que el mío está en las  últimas.
Se acordó que tal día iría al centro de atención a clientes para llevar a cabo el cambio, pero me aseguraron que hasta ese momento yo conservaría mi línea activa. En esto fui muy enfática, ya que por mi trabajo necesito estar siempre comunicada.
Todo parecía una belleza y por eso acepté.
Pero antes del día acordado me despierto con la noticia que ya no tenía línea. Tuve que esperar a que dieran las 11 de la mañana para poder asistir al centro de atención y cuando llegué las sorpresas desagradables no pararon.
Primero me dijeron que el equipo que me iban a dar no tenía acceso a internet, después que sí me daban un equipo con acceso a internet pero que no podía revisar correos… también me dijeron que sí me podían dar otro equipo ¡pero que lo tenía que comprar! (y carísimo por cierto).
Como ya tenía la línea suspendida y me habían hecho la portabilidad no me quedaba de otra que tratar de llegar a un acuerdo. La opción que me ofrecieron fue flexear mi teléfono (sí, ese que ya no quería porque está fallando) y conservar mi número.
Casi al borde del colapso por el coraje no me quedó de otra que aceptar. Era eso o quedarme sin teléfono.
El flexeo me hizo quedarme sin teléfono el resto del día. ¡Vaya plan!
Y me tuve que quedar con mi equipo viejito que en cualquier momento deja de funcionar . Qué cosas.
Voy de acuerdo que exista la posibilidad de cambiarte de compañía conservando tu mismo número y que las empresas telefónicas ofrezcan a sus clientes planes accesibles y una cantidad de cosas que puedan ser muy atractivas.
Lo que me parece un abuso es que a la mera hora te lleven al baile y al final lo único que consigan es otro cliente para su beneficio.
¿Hay alguien en este país que ponga orden en eso?

Así que ya lo saben, si les ofrecen cambiarse de compañía telefónica, piénsenlo dos veces. 

Blogger templates