Mi foto

Mi lucha contra la Usura es un proyecto informativo independiente que no cobra por servicio alguno y que fue creado para orientar a los deudores de la banca en México sobre cómo sobrellevar su problemática. Las notas aquí publicadas son responsabilidad total de su autora y no se pretende influir en las decisiones personales de nadie.

La Reforma Financiera

La Reforma Financiera
Cartón de Patricio Monero

jueves, 10 de abril de 2014

Debo mis tarjetas de crédito, ¿me embargarán el salario?

Leo la preocupación de muchos lectores respecto a la decisión de la SCJN para poder embargar el salario del trabajador si éste tiene deudas de carácter civil o mercantil.
Vamos por partes. En primer lugar, de nueva cuenta no veo por ningún lado (y he leído bastante sobre esto)  que se refieran a deudores de tarjetas de crédito. Los deudores de tarjetas de crédito son distintos en muchas formas, primero porque son "créditos a la palabra", es decir, no hay nada en garantía y son deudas muy difíciles de comprobar.
Si no lo han hecho, lean y escuchen la entrevista que realicé a Luis Fabre, vicepresidente técnico de la Condusef, donde es muy claro al decir que a los deudores de tarjetas de crédito no les afecta ninguna reforma de las recientemente aprobadas por el gobierno federal: http://www.miluchacontralausura.com/2014/02/entrevista-luis-fabre-vicepresidente.html
Ahora bien, vamos a suponer que las condiciones cambian y que los banqueros, deseosos de tener dinero como siempre, deciden que sí van a demandar a los deudores de tarjetas de crédito para recuperar el adeudo. Bien sabemos que para que esto proceda, y en ello todas las noticias que he leído son muy claras, debe existir primero UN JUICIO, es decir, te demandan y en el proceso el juez decide si te quitarán tu salario o no.
Aquí debemos de tener en cuenta lo que siempre he dicho: los juicios son costosos y el banco lo va a pensar dos veces antes de invertirle dinero bueno al malo. Pero supongamos que aun así se avienta a demandarte. ú llegarás al juicio y te pondrás de acuerdo con el acreedor, buscarás opciones de pago y santo remedio. No pasa nada. No te embargan nada y punto.
Algo importante: ESTO NO ES RETROACTIVO, es decir, que si tú le debes al banco hace un año o incluso el día anterior a que saliera la resolución, no te pueden hacer nada.
Recuerden también que la resolución dice que, en caso de perder un juicio, (cosa improbable porque si te llegaran a demandar tú buscarías vías de negociación) sólo pueden embargarte el 30 por ciento del salario.
Sinceramente veo en chino que un banco se aviente la bronca de demandar a alguien que gane, por ejemplo, 10 o 15 mil pesos y que les deba 100 mil pesos. Va a salirle peor el pleito que lo que puedan recuperar.
No hay que perder de vista, sin embargo, que los despachos de cobranza, las reparadoras de crédito y los "defensores de los deudores" deben estar babeando creyendo que ya podrán tener más clientes y que con esta nueva resolución llegarán a regalarles todos los deudores del planeta su dinero.
No les hagan caso ya que de ser efectiva esta resolucíón, con y sin sus servicios los demandarán. ¿Por qué lo digo? Porque al banco le vale gorro si ya contrataron a Juan o a Pedro para pagar sus deudas. Estas empresas operan en la ilegalidad y recuerden que ni la Condusef los recomienda. Abusados.
Se preguntarán, entonces ¿qué hay que hacer?
Bueno en primer ugar seguir durmiendo tranquilos y solo preocuparse si reciben una notificación oficial de demanda. Recuerden que una carta de despacho NO es un documento oficial y ellos les pueden decir misa. Tírenlas a la basura.
En caso de que alguno de ustedes recibiera una notificación oficial de demanda, debe acudir al juzgado y negociar directamente con el acreedor, cosa que siempre recomiendo y que llevo años pidiendo que a mí me ocurra.
Lo básico: si no  tienen deudas, no usen las tarjetas de crédito ni vayan a una microfinanciera ni nada por el estilo, Vamos, ni a la vecina le pidan prestado porque quizá sí se puedan meter en un problema.
Y por supuesto, sobra decir que ignoren a los defensores de los deudores. Pueden decirles misa y prometerles las perlas de la virgen pero recuerden que ellos viven de engañar incautos.
Vamos a estar muy al pendiente de esto. Pueden escribirme para expresarme sus dudas a
mar_moralescar@hotmail.com

Tranquilos y sean felices.

lunes, 7 de abril de 2014

¿Ausente? No, más presente que nunca

He recibido mails y mensajes de mis amables lectores preguntando el porqué no he estado actualizando con la misma frecuencia este espacio. No hay nada turbio ni oculto. Mi ausencia obedece a motivos de trabajo.
Aunque he de confesarles que a veces siento que el círculo se cierra. Ya no sé qué más contarles porque durante el tiempo que he permanecido con ustedes todo lo referente a deudas bancarias creo que está más que dicho.
Después de haber hecho la entrevista a Luis Fabre, vicepresidente de la Condusef, creo que muchas de todos ustedes se disiparon.
Ya sabemos, siempre lo hemos sabido: no hay demandas por deudas de tarjetas de crédito y quien diga lo contrario simplemente miente y quiere aprovecharse de los deudores para obtener un beneficio.
Por fortuna sé que muchos ya no se dejan sorprender y saben que algunas reparadoras de crédito o "asociaciones civiles" que dicen defenderlos sólo los estafarán. Me da gusto cuando alguien me escribe y me dice que no se dejaron estafar por alguno de esos malandrines que prometen protegerte de alguna demanda inexistente. Eso para mí es un gran consuelo, porque sé que no cayeron en sus redes.
Lo que sí llamó mi atención hace poco fue un mail en el cual me decían que "pago para publicar en otros espacios" y me preguntaban con preocupación si eso era cierto. Claro que no.  ¿Cómo para qué iba a pagar por publicar si esto para mí no es negocio? Quienes recurren a pagar notas en espacios como El Universal, El Financiero u otros, para darse publicidad es porque de eso viven y el engaño hacia los deudores es su negocio. Este no es mi caso. Las personas que han recurrido a mí para poder negociar sus deudas saben perfectamente que lo he hecho sin pedir un solo centavo.
Sin embargo quiero que sepan que pese a no estar escribiendo con la misma frecuencia siempre leo sus mails y comentarios que me envían.
Los invito a que continúen haciéndolo y juntos encontremos la solución a los problemas.
Aquí seguimos y recuerden que pese a tener seis años de deudora, nunca he sido demandada, ni embargada ni nada.

Mar Morales

mar_moralescar@hotmail.com


jueves, 6 de marzo de 2014

Pésimo, el seguro escolar en el DF



Ayer tuvimos una junta en la escuela de mi hija para recibir calificaciones. Como siempre el orden del día incluye varios aspectos y uno de ellos fue el seguro escolar.

Yo había tenido buenas referencias de éste cuando mi hija tuvo un accidente en la escuela hace dos años. Se cayó y se pegó muy fuerte en la nariz, sangrando mucho y teniendo que ser trasladada a la clínica asignada por dicho seguro. La atención que recibió fue impecable, la revisaron muy bien y hasta el medicamento fue gratuito.

Pero el día de ayer nos dicen que las reglas del juego cambiaron, que en Gobierno del DF habían decidido cambiar de aseguradora y que ahora eran mucho más estrictos. Por ejemplo: si un niño salía lastimado “jugando fuerte con otros”, el seguro no tenía validez. Que si un niño se lastimaba por “imprudencia propia”, (¿a qué le llamarán “imprudencia propia”?) tampoco. Algo más: que ahora, en muchas ocasiones, si el seguro creía conveniente que cubrieran los padres los gastos médicos lo pedirían y después el seguro le pagaba a éstos lo que hayan gastado.

Qué barbaridad. No sé quién haya contratado un seguro con tantas limitaciones pero todas las condiciones que ponen me parecen una burla. Los niños son niños y ahora resulta que si salen lastimados por “jugar fuerte” no recibirán atención médica, como están obligados a proporcionarla las autoridades.

Pregunté a la maestra qué aseguradora era y me dijo que Seguros Tahoma, traducción, aseguradora patito, porque he estado desde ayer buscando en internet referencias sobre ella y no las encuentro. La única referencia a los Seguros Tahoma está en Los Angeles, pero no encuentro datos en México.

¿No se supone que el Gobierno del DF garantiza la seguridad de nuestros hijos durante su estancia en la escuela? El asunto parece ser grave porque cualquier niño está expuesto a tener un accidente escolar y al parecer ya nadie apoyará a la familia con los gastos que se deriven de éste. Peor aún si el niño y su familia no cuentan con seguridad social y tampoco tienen los recursos para cubrir este tipo de imprevistos.

Ojalá el GDF nos explique por qué tomaron la determinación de cambiar de aseguradora (y a una aseguradora fantasma) en un tema tan delicado como éste.

lunes, 10 de febrero de 2014

Secorse amenaza con "embargar y secuestrar bienes"

Me enseñan una carta que enviaron a un deudor donde un despacho de cobranza, SECORSE, lo amenaza con embargar y secuestrar sus bienes si no les paga lo que le piden.
La carta comienza lanzando un "Ultimátum"  a la persona, diciéndole que tienen la "cesión de la deuda" y que por ende pueden embargo.
Continúan diciendo que tiene el plazo hasta el 14 de febrero a las cuatro de la tarde para hacerlo o ejecutarán una acción de cobro en el domicilio.

Le agregan una nota informativa muy pintoresca:

"Un embargo con secuestro de bienes se ejecuta de la siguiente forma: se cierra la circulación de la calle y a la vista de todos los vecinos y curiosos el cerrajero autorizado por el juzgado y con el auxilio de la polícia. previo mandato judicial, procede a abrir la casa rompiendo cerraduras conforme a autorización judicial, acto continuo actuario y cargadores procede a entrar en el domicilio, identifican muebles que garanticen tres veces el monto del adeudo (autos, computadorass, electrónica, etc.) y los suben al flete o camión de mudanza, los muebles se depositan en una bodega y si el deudor desea recuperar los muebles debe liquidar EL ADEUDO TOTAL más los gastos del juicio, incluyendo aquellos originados por el embargo con secuestro de bienes, que aproximadamente ascienden a 20 mil pesos. Si alguna persona se opone a la práctica de esta diligencia de cateo el juez puede ordenar se ejecuten las medidas de apremio en su contra, las cuales pueden consistir en un arresto por 72 horas, así como acciones penales a las que se puede hacer acreedor.....".

 Por supuesto que estos señores no tienen la mínima idea de lo que están diciendo. Sabemos que un secuestro de bienes se refiere sólo a aquellos objetos o bienes dejados en garantía al momento de solicitar un crédito. La forma en que ellos lo plantean está totalmente fuera de la ley. Mucho menos se pueden llevar a nadie preso, ya que sabemos que no existe cárcel por deudas de carácter civil.
Ya sabemos qué hacer si recibimos una carta de este tipo: ignorarla y si se atreven a querer pasarse de listos llamen una patrulla.

Recuerden que cualquier abuso de un despacho de cobranza pueden reportarlo ante la Condusef.

No se dejen sorprender.

Los invito a leerme también en sdpnoticias.com

jueves, 6 de febrero de 2014

Negociar directamente con el banco, recomienda Condusef

Leo en El Universal una nota muy interesante y que viene mucho a colación con la entrevista que realicé  el martes pasado al licenciado Luis Fabre de la Condusef. En la nota nos dice que es conveniente negociar directamente con el banco ya que la mayoría de las empresas reparadoras o defensoras de los deudores no están registradas y que pueden ser víctimas un fraude.
Me llama la atención que menciona unas empresas que dice sí estar reguladas y no veo el nombre de una de ellas que siempre "piden pruebas" de todo lo que digo y me acusan de "anónima" (¿Acaso mi logo es un puerquito o nunca he dado la cara con mi foto y nombre real?)
Les dejo la nota íntegra para que saquen sus propias conclusiones. Por supuesto la nota no la inventé yo, la pueden leer completa en este link http://www.eluniversal.com.mx/finanzas-cartera/2014/impreso/tu-cartera-verifica-con-quien-renegocias-107921.html ¿También a El Universal le irán a pedir pruebas y harán un desmentido? Qué cosas.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios y Servicios Financieros (Condusef) recomienda estar alerta sobre empresas “pirata” que ofrecen servicios para reestructurar deudas en tarjetas de crédito pero que son en realidad un fraude.
El esquema que utilizan, es solicitar al tarjetahabiente un depósito de 10 mil pesos para iniciar la negociación con el banco, pero al final desaparecen con los recursos sin haber ayudado al deudor.  
Actualmente existen algunas empresas legalmente constituidas que sirven como gestores entre el deudor y el acreedor, como es el caso de Resuelve Tu Deuda, Deudafin y Renace, las cuales si están registradas ente Profeco.
Este modelo de servicios ya funciona en otros países, principalmente en Estados Unidos, la funge como intermediario entre el deudor y la institución financiera, de manera que el moroso pueda cumplir con su obligación y la entidad recupere por lo menos una parte de los recursos.
No obstante, los bancos recomiendan que sean los propios clientes los que se acerquen a la institución acreedora para ver la renegociación de su deuda, o en su caso se apoyen de la Condusef, entidad creada para proteger los intereses de los clientes del sector financiero.
“Lo mejor es tener toda la información de primera mano y en caso de requerir una segunda opinión asesorarse con la Condusef, ya que es la instancia apropiada para que les aclaren las dudas”, consideró Fabiola Armendáriz, gerente de contenidos de Educación Financiera de Banamex.
También es recomendable que los créditos a renegociar se lleven a cabo en las oficinas del banco, antes de que se envíen a un despacho de cobranza, el cual será el encargado de cobrar el adeudo.
La mayoría de los bancos consideran un crédito en mora después de los 60 días de atraso en los pagos, para después enviarlo a un despacho de cobranza, el cual adquiere la cartera completa en mora y cobra a nombre de la institución de crédito.

martes, 4 de febrero de 2014

Entrevista a Luis Fabre, vicepresidente técnico de la Condusef, publicada en SDP noticias

El día de hoy tuve la oportunidad de charlar vía telefónica con el licenciado Luis Fabre, vicepresidente técnico de la Condusef, quien amablemente me aclaró ciertas dudas respecto a las nuevas funciones que tendrá la Condusef con la promulgación de la reforma financiera. Hablamos también de los despachos de cobranza, de los deudores de la banca, de las reparadoras de crédito y del llamado “cobro a lo chino” en las cuentas de nómina.  Aquí la entrevista completa. (pueden leerla también en http://www.sdpnoticias.com/columnas/2014/02/04/entrevista-a-luis-fabre-vicepresidente-tecnico-de-la-condusef )

¿Cómo nos va a ayudar a los usuarios de servicios financieros la Condusef, a partir de la promulgación de la reforma financiera?

 L.F: En muy diversas formas, por un lado podemos decir que en el tema de la defensa de los usuarios de servicios financieros, las personas que tienen alguna reclamación o alguna controversia frente a alguna institución financiera,  desde que se promulgó la reforma financiera podemos actuar atendiéndolos mejor en el sentido que la reforma financiera nos da más facultades . Antes nosotros no podíamos expedir un dictamen que fuera un elemento esencial en tribunales para que un usuario pudiera hacer valer su derecho frente a una institución financiera. Ahora no sólo podemos emitir esos dictámenes a título ejecutivo, sino que también podemos hacer un dictamen para que el usuario pueda contar con él para presentarse ante los tribunales y pueda hacer valer su derecho.  Esto es muy importante porque un dictamen es un documento que toma en cuenta el juez que esté viendo el asunto de una manera probatoria de que al usuario le asiste la razón.
Otro tema es el arbitraje. El arbitraje es un mecanismo en el cual el quejoso de la entidad financiera acuerda de voluntad propia que un tercero decida a quién le asiste la razón. Es una forma muy rápida de encontrar una solución a un conflicto, en este caso el arbitraje va a ser un elemento nuevo, porque si bien existía en la ley no funcionaba dado que   las instituciones no se sentían seguras con una garantía en el marco jurídico. Ahora las instituciones financieras podrán establecer  de mutuo propio qué productos  pueden estar sujetos a este proceso de advenimiento cuando hay un conflicto. Independientemente de eso va a haber árbitros independientes para, de ser el caso, darle la razón al usuario. Independientemente también, si la autoridad desea, se puede determinar en un proceso normal en donde el comité arbitral estará representado por una persona de la Condusef y las autoridades correspondientes según sea el caso, ya sea la Comisión Nacional Bancaria, instituciones de crédito, la Comisión Nacional de Seguros. Esto será también un elemento para dar mayor certidumbre.

Educación financiera, otro avance
L.F. Otro tema que vamos a tratar a mediano o largo plazo es que las instituciones financieras podrán establecer, junto con nosotros, programas de educación financiera, lo cual ayudará mucho a las personas para tener distintos programas para saber cómo darle uso a su tarjeta de débito, cómo acceder a un crédito con mayor responsabilidad, en fin, son temas formativos que van en apoyo a las personas para que puedan acceder a productos financieros para que mejoren su vida.

 Protección a los usuarios de los despachos de cobranza

 ¿Cómo nos puede ayudar a los deudores de la banca la Condusef? ¿Qué facultades tiene para ellos?
 L.F. Desde el punto de vista de la protección hay muchos elementos nuevos, totalmente novedosos que están en la reforma financiera y que nosotros como Condusef esperemos que puedan ser ya efectivos a mediados del año porque primero tenemos que sacar algunas reglas de cómo van a quedar estos nuevos mecanismos. Haré algunos señalamientos, por ejemplo, el tema de los despachos de cobranza, todos sabemos que  cuando una persona no cumple en tiempo y forma sus pagos después de un mes o dos las instituciones, ya sea por sí mismas o a través de terceros ejercen la acción de cobranza. Estas acciones se han venido realizando muchas veces sin un código de conducta en donde no se respeta a las personas. La mayoría de las personas quiere pagar y no puede porque tiene problemas de liquidez pero la labor de  cobranza se hace de manera muy agresiva, con amenazas, de una manera en que se falta el respeto a las personas, ponen carteles groseros o amenazadores diciendo que se los van a llevar a la cárcel, en fin. Pero además, muchas veces cuando la gente quiere pagar y le dicen “yo te ofrezco un programa de reestructura, págame 10 mil pesos en lugar de los 15 mil” y estas cuestiones no quedan claramente asentadas y resulta que este dinero se lo toman a cuenta, le dicen: “no, tú me debes 15 mil, págame”. Esas cosas las vamos a regular para que haya mucho más claridad.

 Vamos a establecer criterios más claros y de corresponsabilidad entre las instituciones financieras y los despachos de cobranza, en el sentido que éstas supervisen el desempeño de estos despachos, monitoreen cómo se resuelven las reclamaciones y si el despacho de cobranza no se aviene a su código de conducta, se pueda llegar a cancelar el servicio contratado.

Cláusulas abusivas de los bancos

 ¿Qué nos dice respecto a las cláusulas ilegales o abusivas que tienen algunas entidades financieras y que afectan enormemente a los usuarios?  ¿Qué se hará en ese sentido?
  
L.F. Hay otros temas en el ámbito de protección, como es el de cláusulas abusivas, hemos hecho público que hemos detectado en los contratos algunas cláusulas abusivas contra el usuario, nosotros tendremos la facultad de modificarlas, se puede llegar a considerar ilegal y no aplicarse al usuario. Esto esperemos que pueda hacerse antes de que termine el primer semestre. Hay instituciones que se alejan de lo que se considera una sana práctica por parte de las  instituciones financieras, por ejemplo, cierta discriminación a una persona discapacitada o por alguna condición de vida, por su vestimenta a veces reciben un maltrato en alguna sucursal o no la consideran que puede acceder a un crédito. Todo este tipo de malas prácticas se regularán.


No más ventas atadas
L.F. Otro tema que favorecerá a los usuarios es el de las ventas atadas, muchas veces se adquiere un crédito automotriz y se debe comprar un seguro, pero no se le da al usuario opciones, es decir, no se le dice con qué aseguradora puede comprar un mejor seguro. Ahora las instituciones estarán obligadas a presentar opciones de compra para que el usuario escoja el que más le convenga.

Buró de crédito para entidades financieras

¿Qué nos dice respecto al Buró de Crédito de entidades financieras?
 L.F. Otra cuestión que también puede ser significativa es que podamos tener en nuestra propia página publicado el Buró de Entidades Financieras, que presentará una información sencilla, para el público en general, el desempeño de las instituciones financieras. Podrá consultar por ejemplo cómo van sus reclamaciones, cómo van atendiendo sus reclamaciones, cómo va resolviéndose a favor o contra de los usuarios, cuál es la oferta de sus productos, cuáles son más competitivos, si han tenido sanciones en materia de atención a usuarios o por faltas a la transparencia de la información. En el buró se espera que tenga información proporcionada tanto por nosotros como de otras autoridades competentes,  que le pueda ser útil al usuario.

Asimismo, las autoridades financieras estarán obligadas a tener en su propio portal de internet o en sus sucursales u oficinas de atención al público cuál es la información que sobre ellas tiene el buró de crédito de entidades financieras.
Son pues muchos aspectos en materia de defensa, de protección y educación que se tienen contemplados en la reforma financiera, algunos que ya están incorporados y otros que lo irá haciendo en el transcurso de los meses.
 De acuerdo a lo que nos está diciendo podemos entender que la Condusef servirá ahora sí como una mediación entre un deudor de la banca y la institución financiera, es decir, la Condusef podrá ayudar a las personas a negociar con la institución financiera sin necesidad de recurrir a negociar con un despacho de cobranza. ¿Es correcto?
 L.F. Tendríamos que conocer el conflicto, cuando por ejemplo haya existido algún acuerdo entre las partes y que no se haya cumplido, ahí sí podemos intervenir, por ejemplo, si se llegó a un acuerdo  de pago que éste se respete y se cumpla, o también, puede suceder, que se paga y no se corrige la información el buró de crédito y se siguen presentando malas notas que afectan mi historial crediticio.
 Reparadoras de crédito no son recomendables.
 Hemos visto  que  han surgido, de años para acá, estas empresas que se llaman reparadoras de crédito, sabemos que muchas veces no están reguladas, o incluso hay asociaciones que dicen ser defensoras de los deudores y que protegen “contra una demanda” si te inscribes con ellos. Este tipo de empresas, me parece preocupante porque hemos sabido de personas que los contratan y son estafadas. Incluso se dice que con la reforma financiera ellos pueden negociar y así se evita una demanda ¿Qué dice de esto? ¿Estas empresas están reguladas? ¿cómo podemos saber los usuarios si sí nos van a sacar del problema o sólo nos van a estafar?
 LF. Hay una cantidad bárbara de despachos que se dedican a este tipo de cuestiones. Son personas que suelen abusar de la preocupación de la gente, nosotros no podemos avalar este tipo de despachos porque está fuera de nuestras facultades, no es una figura que esté regulada por la ley de Condusef, sin embargo hay empresas como Reparadora de Crédito, creo que se llama así,  que se acercaron con nosotros y vemos que sus estándares son razonables, pero la mayoría de los despachos piden primero dinero, le dicen “dame cinco mil pesos, yo te arreglo el problema que tienes y después me pagas la diferencia”, y resulta que les paga uno el dinero y no los vuelves a ver. Hay que ser muy prudente con esto, va más allá de nuestro marco jurídico, pero la gente no puede ser engañada, entonces este tipo de cuestiones, cuando son estafados deben presentar una denuncia ante el Ministerio Público, porque tengo entendido que ni la Profeco tiene estas facultades.
 Entonces el usuario que recurre a estas empresas puede ser defraudado sin que nadie lo defienda.
 L.F. Desgraciadamente sí
 ¿Usted recomienda que una persona que no pueda pagar se acerque directamente con el banco y no a estas reparadoras o asociaciones que dicen defender a los deudores?
L.F. Definitivamente sí, yo creo que las instituciones financieras pueden llegar a una negociación final o por medio de los despachos que tienen contratados para este fin. Se le va a pedir a las instituciones financieras que publiquen en sus portales qué despachos son los autorizados por ellos para esta negociación. Esto le dará seguridad a los deudores y no tendrán que recurrir a terceros.
 Ahora con la reforma financiera los están asustando, algunos despachos les dicen que ya tienen una orden para llegar a embargarlos o llevarlos presos.
L.F. Esto definitivamente no es cierto, estén seguros que no pueden ser encarcelados, esto es un tema civil, no es algo que amerite cárcel, tampoco les pueden quitar sus cosas. La retención de bienes o pedirle a una persona que no se mueva de un sitio, en primer lugar debe hacerse mediante una orden judicial, nunca lo puede hacer un despacho de cobranza. En segundo lugar no es cárcel ni mucho menos, si llegara a ser el caso uno puede poner a un representante para que pueda hacer frente a estas gestiones de cobranza, pero desde luego no lo pueden dejar encerrado en su casa con un policía ni nada de eso ni mucho menos lo meterán a la cárcel.
 En cuanto a la retención de bienes, si se diera el caso, debe ser mediante una orden judicial, nunca lo puede hacer de mutuo propio una institución financiera o un despacho de cobranza. Sólo será por una orden de un juez cuando se prejuzga que el deudor, por ejemplo no ha pagado su casa o su auto, y se cree que el deudor se puede dar a la fuga o vender su autor, ahí se puede mandar una orden judicial para que el bien quede asegurado, esto siempre es la última instancia, son los extremos, mucho antes, la mayoría de las veces se llega a un acuerdo con el acreedor.
 En cuestión de tarjetas de crédito, que sabemos que son muchos los usuarios de este producto, ¿ellos cómo pueden ser perjudicados con estas nuevas medidas de retención de bienes o radicación de personas?
 LF. En ninguna de las dos modalidades, la tarjeta de crédito es un crédito a la palabra.
 De acuerdo, a ellos no se les puede retener sus bienes ni pueden ser radicados, ni pueden ser perjudicados de ningún modo.
 L.F No, a ellos sólo les perjudica en sus referencias crediticias
 Por último, ¿qué pasa con el llamado cobro a lo chino en las cuentas de nómina?
 L.F. Es un tema en el que estamos trabajando para determinar cuándo sí se puede y cuándo no. Todo es cuestión de conocimiento, por desgracia la gente no lee sus contratos, cuando firma sus contratos puede existir una cláusula en la que se diga que si se tiene una cuenta de depósito en el banco y no se paga la tarjeta de crédito se puede tomar de su cuenta de depósito, esto si viene en el contrato de la tarjeta de crédito. Si la cláusula dice que cualquier deuda que se tenga con el banco si no se paga se puede cobrar así y el usuario firma podría hacerse.
 Lo que pasa es que no lo leemos…
L.F. Exactamente
Me comentaban hace unos días un problema, un deudor que le debía a Banamex y que le depositaban su nómina en Bancomer. El despacho decía que le podrían cobrar a lo chino aunque fuera de distinto banco. ¿Esto se puede?
 L.F. Definitivamente no se puede, sería totalmente ilegal.
 Concluimos licenciado con esta aclaración para las personas: la radicación de personas o retención de bienes no aplica para deudores de tarjetas de crédito, sólo para quienes hayan dejado algún bien en garantía. ¿Es correcto?
 L.F. Correcto sólo es de esa forma.
Se recomienda, como hemos leído, que cualquier duda que se tenga se recurra a la Condusef. Pueden hacerlo en su página: www.condusef.gob.mx

Blogger templates